Cómo curar dientes sensibles con estos 5 remedios caseros

Alguna vez te encuentras a ti mismo haciendo muecas cuando tomas un bocado de helado frío o un sorbo de té caliente por la mañana? Si usted ha experimentado esto, no está solo – usted puede estar sufriendo de dientes sensibles.

 

Los dientes sensibles pueden ser un verdadero dolor de cabeza. Aunque no es una cuestión que ponga en peligro la vida de ninguna manera, es una verdadera molestia. Tengo una amiga que se queja de sus dientes sensibles cada vez que almorzamos. Después de tanto tiempo escuchándola, empecé a preguntarme, ¿hay maneras de curar los dientes sensibles? Debe haber un problema subyacente o una forma de tratar la afección, ¿no?

Así que seguí adelante y hablé con mi dentista. También hice algunas investigaciones por mi cuenta. Afortunadamente descubrí varias maneras de ayudar a aliviar sus dientes sensibles en su propia casa. Como siempre, me sentí feliz de descubrir algunas ideas totalmente naturales también. Mientras que una cita con su dentista es la mejor opción para resolver cualquier problema dental, hay algunas cosas que usted puede probar por su cuenta también.

Si esta es la primera vez que experimenta dientes sensibles, es posible que se pregunte qué ha causado que esta afección se desarrolle repentinamente. Empecemos por ahí.

¿Cuáles son las causas de los dientes sensibles?
Sus dientes pueden volverse sensibles por una variedad de razones. Mouth Healthy y Colgate mencionan varias causas para una nueva aparición de sensibilidad dental. Estos incluyen:

Caries o caries dental
Fractura de dientes
Rellenos desgastados o esmalte dental
Tener una raíz dental expuesta
Enfermedad de las encías
Erosión dental por alimentos y bebidas altamente ácidos
Erosión dental debido a bulimia o GERD (enfermedad por reflujo gastroesofágico)
Recesión de las encías que deja expuesta la raíz del diente
Mouth Healthy explica que en dientes normales y saludables, la capa de esmalte protege los dientes por encima de la línea de las encías. Las partes de los dientes que viven bajo la línea de las encías (la raíz) están protegidas por una capa llamada cemento. Debajo de estas dos capas protectoras hay una sustancia llamada dentina.

 

La estructura de Dentin se compone de canales huecos, extremadamente diminutos y tubulares. Cuando el esmalte protector o las capas de cemento se rompen, los tubos en la dentina permiten que los alimentos calientes, fríos, ácidos y pegajosos lleguen a los nervios dentro de los dientes. Esto, por supuesto, causa hipersensibilidad a los alimentos y bebidas calientes y fríos.

El dentista Brian Halvorsen explica en el siguiente vídeo de YouTube que las personas más jóvenes sufren de dientes sensibles con más frecuencia hoy en día. Esto se debe principalmente al consumo excesivo de bebidas gaseosas, ¡incluyendo el agua con gas! Echa un vistazo a su vídeo para ver qué componente de estas bebidas está causando los dientes sensibles.

 

Cómo curar los dientes sensibles
La buena noticia es que el tratamiento de los dientes sensibles es a menudo muy fácil. El enfoque depende de lo que está causando la sensibilidad en primer lugar. Hablar con su dentista le ayudará a determinar la raíz de su problema. Si usted cree que su sensibilidad podría deberse a caries, infección o enfermedad, definitivamente debe hablar con su dentista para resolver el problema inmediatamente.

 

Si usted piensa que podría ser simplemente una ruptura de la barrera del esmalte, usted puede intentar algunos remedios caseros para el alivio de su sensibilidad de inmediato.

En primer lugar, quiero hablarles de mis remedios naturales favoritos para curar los dientes sensibles. Si has estado siguiendo mi blog por un tiempo, sabrás que me encantan los enfoques totalmente naturales a todo lo que me aflige. Como pueden imaginar, estaba muy emocionado de encontrar soluciones totalmente naturales a los dientes sensibles también!

5 Remedios caseros para dientes sensibles
1. Pruebe un cepillo de dientes diferente
Un cepillo de dientes es un elemento obligatorio en este día y la edad. Usted corre el riesgo de tener serios problemas dentales si descuida el cepillado regular. No todos los cepillos de dientes son iguales. El tipo de cepillo de dientes que elija también es muy importante.

 

Solía optar siempre por un cepillo de cerdas duras porque sentía que hacía un mejor trabajo. Más tarde descubrí que estaba haciendo demasiado. Un cepillo de dientes de cerdas duras puede ser muy abrasivo en las capas de los dientes y aumentar el riesgo de desarrollar sensibilidad.

Colgate nos dice que elegir un cepillo más suave y aprender a cepillarlo suavemente en lugar de hacerlo ferozmente como lo había estado haciendo yo, puede ser de gran ayuda para ayudar con la sensibilidad de los dientes.

La próxima vez que necesite un cepillo de dientes nuevo, busque un modelo más suave. Conscientemente cepille sus dientes suavemente en lugar de la manera en que fregaría un suelo sucio.

2. Evite los alimentos altamente ácidos
Los alimentos y bebidas con alto contenido de ácido pueden causar estragos en sus dientes. Los culpables con propiedades altamente ácidas son el café, los cítricos como el limón y la lima, el vino, las bebidas carbonatadas e incluso el yogur.

Si usted simplemente no puede mantenerse alejado de estos alimentos, considere usar una pajita para beberlos para disminuir el contacto de sus dientes con el ácido. La Clínica Mayo incluso sugiere tomar leche o agua después de consumir una sustancia ácida. Esto ayudará a equilibrar el aumento de los niveles de ácido en la boca.

Un poco contraintuitivamente, la Clínica Mayo también nos dice que debe evitar cepillarse los dientes inmediatamente después de la

consumir alimentos ácidos ya que esto puede suavizar su esmalte y “lo hace más vulnerable a la erosión durante el cepillado”.

3. Use un protector bucal
¿Te rechinan los dientes por la noche? He hecho esto toda mi vida, especialmente en tiempos de mucho estrés, y parece que no puedo dejar el hábito. El rechinar los dientes puede desgastar el esmalte dental y dejarlo adolorido, sensible y tenso a la mañana siguiente.

 

Pedirle a su dentista un protector bucal puede ayudar a reducir su propensión al rechinar. Esta capa protectora entre sus dientes agresivos ayudará a disminuir la cantidad de esmalte que está dañando al rechinar.

Su dentista puede ofrecerle un protector que se ajuste mejor a la forma única de sus dientes. Sin embargo, si usted no quiere hacer una visita a su dentista, puede encontrar protectores bucales en su farmacia local.

4. Analice su técnica de cepillado
¿Sabías que hay una manera correcta e incorrecta de cepillarte los dientes? Como la mayoría de nosotros, no sabía que importaba tanto hasta que investigué un poco. De acuerdo con la revista Women’s Health Magazine, cepillar con un movimiento de ida y vuelta se considera la manera equivocada. Este estilo de cepillado puede hacer que sus encías se retiren.

De acuerdo con este artículo, la manera correcta de cepillarse los dientes es mantener el cepillo de dientes en un ángulo de 45 grados con respecto a los dientes y luego comenzar a cepillarse en un movimiento circular. Tenga especial cuidado de no presionar demasiado fuerte, ya que esto puede exponer las manchas sensibles. ¿Su propina para asegurarse de que no te estás cepillando demasiado fuerte?

 

Mírate en el espejo mientras te cepillas y asegúrate de que las cerdas no se rompan contra tus dientes y disparen en todas las direcciones. Si eso es lo que ves, tranquilízate.

5. No utilice en exceso los productos blanqueadores
La revista Women’s Health Magazine también nos dice que “los tratamientos de blanqueamiento en el hogar pueden contener ingredientes abrasivos que aumentan la sensibilidad de los dientes y causan dolor, especialmente cuando se usan con demasiada frecuencia”. Puede eliminar este aumento de la sensibilidad dental reduciendo el blanqueamiento. Limítelo a una vez cada seis meses más o menos.

Si apenas está empezando a experimentar con la resolución de sus problemas de sensibilidad y no ha descifrado el código todavía, puede reducir su dolor e irritabilidad ahora mismo haciendo algunos pequeños cambios. Algunas ideas simples incluyen cepillarse los dientes con agua tibia en vez de fría, beber con una pajita o evitar bebidas extremadamente frías o calientes.

Remedios avanzados para dientes sensibles
A veces las tácticas anteriores no son suficientes para los casos más graves de sensibilidad dental. Si los remedios caseros arriba no han proporcionado ningún alivio de sus dientes sensibles, usted debe consultar con su dentista y preguntar sobre otras opciones tales como:

Pasta dentífrica desensibilizante
Tratamientos con gel de fluoruro
Corona, incrustación o adhesión
Injerto de encía quirúrgico
Canal radicular
Uno de los primeros tratamientos que su médico le puede sugerir es usar pasta de dientes desensibilizante. Usted puede encontrar este tipo de pasta dentífrica en su tienda de comestibles local o en Amazon. Siempre asegúrese de que cualquier pasta dentífrica que elija tenga un sello de aceptación de la American Dental Association para garantizar su seguridad y eficacia.

Según la American Dental Association, la pasta de dientes desensibilizante “contiene compuestos que ayudan a bloquear la sensación de viajar desde la superficie del diente hasta el nervio”. Usted no sentirá efectos inmediatos, pero con el tiempo su sensibilidad debe reducirse.

Si usted no nota una mejoría, su médico puede pedirle que venga para un tratamiento en el consultorio con gel de fluoruro. Es una técnica que puede ayudar a fortalecer el esmalte dental y reducir las sensaciones transmitidas de la comida y la bebida a los dientes.

Los tratamientos con gel de fluoruro son una gran opción no invasiva que se puede llevar a cabo en el consultorio de su dentista. Según este artículo, el fluoruro es un “barniz” que se aplica directamente al diente. La buena noticia es que este tratamiento ha sido aprobado por la Food and Drug Administration como un tratamiento eficaz para los dientes sensibles. También se utiliza a veces como revestimiento de cavidad.

Se utiliza un injerto de encía quirúrgico cuando la raíz del diente ha quedado expuesta, generalmente debido a la recesión de las encías. No sólo tiene un aspecto antiestético, sino que también causa sensibilidad dental. Se puede utilizar un injerto de encías para inhibir una mayor recesión de las encías.

 

Un conducto radicular es otro tratamiento que puede ayudar con los dientes sensibles. Según Crest, un conducto radicular es “un procedimiento dental de varios pasos que involucra remover la pulpa del diente infectado (y a veces el nervio) de un diente, y sellarlo para protegerlo contra el dolor futuro de los dientes”.

Tener dientes sensibles puede ser una señal de que usted necesita un conducto radicular. Si le preocupa esto, haga una cita con su dentista lo antes posible. En este artículo, la pasta dentífrica Crest comparte algunos signos de que usted puede necesitar un conducto radicular:

Dolor en los dientes al comer o al ejercer presión en el área
Sensibilidad a los artículos calientes o fríos que persisten después de retirar el artículo
Dientes oscurecidos
Bultos o sensibilidad en las encías cerca del área del dolor
Si usted está experimentando cualquiera de estos síntomas, le recomiendo que llame a su dentista de inmediato.

Cuanto antes llegue a la raíz del problema, antes sus dientes estarán libres de dolor. También evitará consecuencias más severas en el futuro.

La última palabra
Ahora que hemos investigado a fondo cómo curar los dientes sensibles, ¿cuál es su plan de acción? Como se mencionó a lo largo de este artículo, es importante que su dentista identifique la causa subyacente en su caso particular. Si sospecha de cualquier signo de infección, caries o enfermedad de las encías, asegúrese de notificárselo inmediatamente a un profesional de la salud.

De lo contrario, puede probar algunos de estos remedios caseros para curar los dientes sensibles:

Prueba un cepillo de dientes de cerdas suaves
Cepíllese los dientes más suavemente y con un movimiento circular
Evite los alimentos y bebidas altamente ácidos como bebidas carbonatadas, café, vino y frutas cítricas.
Use un protector bucal por la noche para evitar que se quita el esmalte.
Limite el uso de productos blanqueadores a una vez cada seis meses.
Si estos remedios no le traen satisfacción o alivio, hable con su médico acerca de las opciones de tratamiento más avanzadas disponibles, incluyendo:

Pasta dentífrica desensibilizante
Tratamientos con gel de fluoruro
Corona, incrustación o adhesión
Injerto de encía quirúrgico
Canal radicular
La gran noticia es que aunque los dientes sensibles pueden ser molestos y en algunos casos son un síntoma de un problema subyacente más serio, hay muchas maneras naturales y medicinales para tratar su problema.

¿Tienes alguna historia que contar sobre los dientes sensibles y cómo los arreglaste? Por favor, comparta su experiencia en los siguientes comentarios!

Deja un comentario