Los 5 artículos comunes de maquillaje que están envenenando su cuerpo (89% de las mujeres usan #3)

El dolor es belleza. Usted ha oído la expresión antes, y es cierto que está pensando en la depilación corporal o en arrancar una tira de poros. Sin embargo, los cosméticos tienen el potencial de causar un tipo diferente de dolor en la forma de condiciones de salud graves.

La historia ha producido muchos casos en los que las personas (generalmente mujeres) se enfermaron o incluso murieron debido al uso de cosméticos tóxicos.

Tendemos a burlarnos hoy en día del maquillaje blanco y rojo a base de plomo usado en el siglo XIX. El hecho es que seguimos utilizando productos que contienen ingredientes nocivos.

Los cosméticos tienden a estar llenos de productos químicos potencialmente dañinos, y es posible que ni siquiera te des cuenta. Sin embargo, hay alternativas naturales de la belleza hacia fuera allí si usted pasa el tiempo para encontrarlos.

Aunque los productos pueden no verse, sentirse u oler exactamente igual que las versiones originales, potencialmente menos seguras a las que estamos acostumbrados, son mejores para su salud.

Veamos algunos ingredientes que debe evitar si está tratando de liberarse de los productos químicos en su vida diaria.

¿Está buscando un camino natural hacia la salud y la belleza en general? No busque más!

1. Parabenos y otros conservantes
Los parabenos, sulfatos y otros conservantes cosméticos son ingredientes ridículamente comunes. Se encuentran en casi todos los productos cosméticos corrientes.

En los últimos años, los conservantes para alimentos y productos de salud se han puesto bajo el microscopio para averiguar si son realmente seguros. La respuesta fue un rotundo “no” por todas partes.

¿Cuál es el problema con estos ingredientes? Se ha descubierto que los parabenos son disruptores endocrinos, lo que significa que pueden imitar las hormonas o afectar la producción de hormonas en su cuerpo. Esta alteración hormonal se atribuye a otros problemas de salud como el cáncer de mama, la infertilidad y el inicio precoz de la pubertad.

2. Ingredientes a base de petróleo
Aparte del impacto ambiental de los productos derivados del petróleo, la evidencia empírica apunta a esta familia de productos como carcinógeno potencial.

Aunque el gobierno de los Estados Unidos todavía le da el permiso para su uso en productos de salud y belleza, cualquier sustancia que pueda causar cáncer debe ser evitada.

3. Formaldehído
Probablemente ya sepa que el formaldehído puede ser peligroso. ¿Sabía usted también que podría estar escondido en su bolsa de maquillaje o botiquín bajo un nombre diferente?

El formaldehído se encuentra con frecuencia en productos para el cabello, esmalte de uñas, jabón corporal y pegamento para pestañas postizas. Otros nombres para el mismo producto químico son óxido de metileno o metil aldehído.

El formaldehído puede causar cáncer. También se atribuye a otros problemas de salud como trastornos menstruales, incluso a niveles bajos.

4. Fragancias sintéticas
Las fragancias sintéticas se encuentran en casi todos los productos de limpieza y cosméticos comerciales. Pueden estar compuestos de cualquier número de productos químicos diferentes.

El verdadero problema es que en gran medida no han sido probados. Las empresas ni siquiera están obligadas a revelar la formulación de sus ingredientes de fragancia!

Se ha demostrado que las fragancias sintéticas causan problemas respiratorios, migrañas y muchas otras condiciones de salud. El hecho de que estos ingredientes no hayan sido probados en gran medida es suficiente para proteger a los consumidores circunspectos.

Aunque estos ingredientes se encuentran en todas partes, hay alternativas viables. Los aceites esenciales, por ejemplo, proporcionan una solución perfecta y natural al problema de la fragancia.

5. Triclosán
El triclosán es una sustancia que se encuentra con frecuencia en productos antibacterianos como el jabón de manos, el desinfectante de manos e incluso la pasta de dientes. Mientras que nuestro mundo actual se trata de librar una guerra química contra los gérmenes, puede que no sea una gran idea a largo plazo.

Las pruebas en animales han demostrado que el triclosán puede interrumpir la producción de hormonas. También se cree que las propiedades antibacterianas del triclosán pueden ser parcialmente responsables del desarrollo de cepas bacterianas resistentes a los antibióticos.

Pensamientos finales
Puede ser difícil contemplar su rutina de belleza con la ausencia de productos comerciales en su base. Sin embargo, hay maneras más saludables y naturales de lucir y sentirse hermosa, por dentro y por fuera.

Mientras que la mayoría de estas sustancias químicas se consideran seguras en pequeñas cantidades, una pequeña cantidad de producto tóxico no me parece el camino ideal para la salud y la belleza.

Deja un comentario