¿Cuáles son los beneficios de salud de los huevos para su salud? Averigüémoslo!

No importa si te gustan hervidos, escalfados, revueltos o fritos. Independientemente de cómo usted come el suyo, la adición de huevos a su dieta es increíblemente beneficioso para su salud en general.

Todos sabemos que los huevos son deliciosos y versátiles. No sólo saben muy bien como comida independiente, sino que son un ingrediente necesario en muchas de nuestras comidas favoritas.

¿Sabía usted que los huevos pueden darle un corazón más fuerte, contribuir a la salud de los ojos y la piel y ayudar a prevenir una plétora de enfermedades crónicas?

El huevo es uno de los superalimentos más humildes. No es verde o exótico, pero contiene un toque nutricional y ofrece una amplia gama de nutrientes que la mayoría de las dietas occidentales modernas carecen.

La Historia Del Huevo Humilde

Ninguno de nosotros sabe si la gallina o el huevo realmente llegó primero, ¡eso es un debate que la ciencia todavía está tratando de resolver! Pero una cosa que sí sabemos es que el humilde huevo ha existido durante milenios y tiene una rica historia que se remonta a los antiguos egipcios.

Incluso los faraones sabían que los huevos de los super poderes de la salud tenían, insistiendo en que fueron creados por uno de los antiguos dioses del sol y la luna.

Se cree que su uso como alimento se originó en el sudeste asiático, pasando por Egipto y Grecia hasta que finalmente llegaron a todo el mundo.

En la Francia del siglo XVII, el consumo de huevos con zumos ácidos de fruta tuvo una gran popularidad. Mientras que en el siglo XIX se introdujeron los huevos secos, una práctica que se hizo increíblemente significativa durante la Segunda Guerra Mundial, especialmente para las fuerzas armadas estadounidenses y sus aliados.

Aunque los huevos de gallina son el principal tipo de huevos comprados en los Estados Unidos, también están disponibles huevos de pato y codorniz. 762 mil millones de huevos son vendidos a través de América cada año, 70 por ciento de los cuales son huevos enteros con el resto usados en productos de huevo.

Así que podemos ver claramente que los huevos son una adición increíblemente popular a nuestro plato de cena. A continuación discutamos algunos de los muchos beneficios de los huevos que han sido respaldados por la ciencia.

Beneficios

1 – Los huevos son increíblemente nutritivos

Los huevos son uno de los alimentos más nutritivos que usted puede poner en su mesa. En realidad ofrecen niveles increíbles de nutrientes importantes teniendo en cuenta su tamaño.

Un solo huevo cocido ofrece los siguientes micronutrientes (fuente):

  • Selenio – 22% de la RDA
  • Riboflavina – 15% del RDA
  • Vitamina B12 – 9% de la RDA
  • Fósforo – 9% de la RDA
  • Ácido Pantoténico – 7% del RDA
  • Vitamina A – 6% de la RDA
  • Folato 5% de la RDA
  • Vitamina E – 3% de la RDA
  • Vitamina B6 – 3% de la RDA
  • Hierro – 3% de la RDA
  • Calcio – 2% de la RDA
  • Potasio – 2% de la RDA
  • Zinc – 2% de la RDA
  • Tiamina – 2% de la RDA

Se las arreglan para ofrecer todo esto mientras vienen en menos de 100 calorías!

Los huevos también ofrecen una serie de oligoelementos que a menudo carecen de nutrientes en las dietas modernas, pero que son importantes para la salud en general.

2 – Los huevos son el estándar de oro de la proteína

La proteína es un macronutriente esencial que está presente en cada célula de nuestro cuerpo.

Además, los aminoácidos -los componentes básicos de la proteína- tienen una serie de funciones específicas, desde la fabricación de nuestro cabello hasta los neurotransmisores.

La proteína también ofrece una serie de beneficios para la salud, desde mejorar la salud ósea (fuente) hasta reducir la presión arterial (fuente).

El hecho es que consumir suficiente proteína es increíblemente importante para la vida humana.

Últimamente se ha vuelto popular seguir una dieta que obtiene un gran porcentaje de calorías diarias de las proteínas para ayudar a la pérdida de grasa. Esto se debe a que las proteínas promueven la saciedad y pueden prevenir la ruptura muscular al reducir las calorías (fuente).

Los huevos ofrecen una enorme cantidad de proteína con un huevo cocido que contiene 6 gramos.

Los huevos también incluyen los 20 aminoácidos, incluso los esenciales que nuestro cuerpo sólo puede obtener de los alimentos que comemos.

3 – Huevos rellenos de colina

La colina es algo que la mayoría de la gente probablemente nunca ha oído hablar. Sin embargo, es un micronutriente importante que a menudo entra dentro de la categoría de vitamina B.

La colina es increíblemente importante para el cuerpo humano, ya que está involucrado en la producción de membranas celulares, así como producir moléculas de señalización en el cerebro sólo para mencionar un par de sus funciones (fuente)

A pesar de su importancia, la mayoría de la gente pierde este súper nutriente. Los estudios muestran que el 90% de las personas en los EE. UU. reciben menos de la cantidad diaria recomendada (fuente).

Un solo huevo es envasado con colina, más de 100 mg de este super nutriente.

4 – Los huevos no elevan el colesterol en la sangre

A muchas personas les preocupa comer huevos debido a los altos niveles de colesterol que contienen.

Es verdad que sus niveles son altos. De hecho, un huevo contiene 212 mg que es más de la mitad de la cantidad diaria recomendada.

Sin embargo, una cosa a tener en cuenta es que el colesterol dietético no necesariamente aumenta los niveles de colesterol en la sangre (fuente).

Lo que realmente sucede es que el colesterol es producido diariamente por el hígado, sin embargo, cuando comemos huevos, el hígado produce menos, la noche fuera de los niveles (fuente).

Aún mejores noticias, para alrededor del 70% de las personas, los huevos no elevan el colesterol en la sangre (fuente).

5 – Los huevos realmente levantan un buen colesterol

La lipoproteína de alta densidad (HDL) a menudo se conoce como el colesterol “bueno” (fuente)

Los niveles más altos de HDL están asociados con un menor riesgo de varias enfermedades, como las enfermedades cardiovasculares (enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares) e incluso un menor riesgo de mortalidad (fuente).

6 – Los huevos reducen el riesgo de enfermedad cardiaca

Muchas personas en todo el mundo tienen la idea equivocada de que comer huevos es peligroso para quienes tienen un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiacas. Sin embargo, un estudio realizado en 2015 demostró que comer los huevos adecuados ofrece beneficios independientemente de sus condiciones preexistentes (fuente)

Los huevos de gallinas criadas en libertad (tomados de gallinas pastoreadas en vez de los criados en jaulas) contienen una cantidad significativa de ácidos grasos omega-3. De hecho, contienen el doble de huevos enjaulados.

Los ácidos grasos omega-3 son deficientes en las dietas de la mayoría de las personas, pero son increíblemente beneficiosos para la salud física y mental. Uno de sus beneficios significativos es que ayudan a reducir los triglicéridos (fuente).

Los triglicéridos altos son un factor de riesgo serio para la enfermedad cardiaca y por lo tanto tener triglicéridos más bajos hace que usted tenga menos probabilidad de desarrollar los problemas cardiacos (fuente).

7 – Los huevos pueden mejorar la salud de los ojos

Un tipo de nutriente que se encuentra naturalmente en los huevos son los carotenoides. Los carotenoides ofrecen una serie de beneficios para la salud y las personas que los incluyen en su dieta a menudo tienen períodos de vida más largos y reducen su riesgo de enfermedades crónicas.

Los carotenoides también están presentes en muchas hortalizas de hoja verde aunque son más difíciles de absorber. Comer huevos cocidos junto con verduras crudas realmente estimula la absorción de los carotenoides en las verduras (fuente).

Existen más de 600 carotenoides, pero sólo 2 se encuentran en los ojos. Estos se llaman luteína y zeaxantina y su concentración es más alta en los ojos que en cualquier otra parte del cuerpo (fuente).

Funcionan como antioxidantes y antiinflamatorios, protegiendo la salud ocular al filtrar los espectros de luz azul de alta energía. Esto reduce su riesgo de desarrollar algunas de las enfermedades oculares más comunes como cataratas y glaucoma (fuente).

La investigación ha demostrado que comer huevos puede tener un impacto significativo en sus niveles de estos importantes nutrientes. De hecho, un estudio demostró que al comer tan poco como 1.3 yemas de huevo al día, sus niveles de carotenoides aumentan seriamente.

Durante un período de 4.5 semanas, los niveles de luteína aumentaron en 28-50% y los niveles de zeaxantina aumentaron en 114-142% (fuente).

Además, ya vimos que los huevos tienen altos niveles de vitamina A. Como la deficiencia de vitamina A es la causa número uno de ceguera, esta es otra forma en que los huevos pueden promover la salud ocular.

8 – Los huevos mantienen la piel sana

La luteína y la zeaxantina que se encuentran en los huevos no sólo promueven la salud ocular, sino que también ayudan a cuidar la piel.

De manera similar a como filtran los dañinos espectros azules de luz de alta energía de tus ojos, ellos hacen lo mismo para tu piel, reduciendo así el daño oxidativo de ciertas longitudes de onda de luz, particularmente los rayos UV (fuente).

9 – Los huevos pueden ayudar a perder peso

Muchas personas están familiarizadas con lo beneficiosa que puede ser una dieta rica en proteínas para la pérdida de peso.

Un sistema de medición llamado “índice de saciedad” (fuente) mide el nivel en que ciertos alimentos le dejan sentirse satisfecho, por lo tanto, reduciendo la ingesta de calorías (fuente).

Un estudio mostró que comer huevos para desayunar en lugar de otros alimentos típicos del desayuno como los bagels aumentó la saciedad y redujo el consumo de calorías subsiguiente durante las siguientes 36 horas (fuente).

Pero los óvulos también aumentan la pérdida de peso por otras razones.

La luteína carotenoide encontrada en los huevos no sólo tiene un impacto en la salud de los ojos, sino que también tiene un impacto positivo en su nivel de actividad física según estudios recientes (fuente).

No todos los huevos son iguales!

Probablemente haya notado en la tienda de comestibles que hay predominantemente dos tipos de huevos:

Huevos de gallinas camperas y huevos criados en jaula.

Para muchas personas, la única diferencia que ven es el precio y puede que no parezca gran cosa los huevos que compran o si simplemente recogen la primera caja en la que ponen sus manos (perdone el juego de palabras). Sin embargo, al pensar en obtener los máximos beneficios para la salud de los huevos, es fundamental comprar el tipo de huevo adecuado.

Comprar el tipo equivocado de huevos no sólo afecta a los niveles de nutrición que ofrecen, sino que también corre el riesgo de consumir accidentalmente bacterias nocivas como la salmonela.

Veamos las diferencias entre estos dos tipos de huevos:

Jaula de huevos criados

  • Varias gallinas todas en una sola jaula pequeña de 67 pulgadas cuadradas
  • No pueden vagar libremente o agitar sus alas
  • Las gallinas no pueden acostarse correctamente.
  • No pueden arreglarse solos.
  • Las gallinas a menudo arrancan, atacan e incluso se comen una y otra.
  • Están expuestos a bacterias y antibióticos
  • A menudo, las gallinas son alimentadas con “desperdicios de matadero” que incluyen animales muertos enfermos (carne, sangre y heces)

Huevos de libre gama

  • A las gallinas se les permite vagar libremente, posarse, agitar sus alas.
  • Las gallinas tienen una mejor calidad de vida
  • Diferencias nutricionales entre los huevos enjaulados y los de gallinas de granja libre

Oferta de huevos de granja:

  • 2 veces más omega-3
  • 3 veces más vitamina E
  • 7 veces más betacaroteno
  • 1/2 menos colesterol
  • menos grasa saturada
  • 1/2 más vitamina A

No sólo esto, sino que los huevos de granja son 98 por ciento menos propensos a llevar salmonela que la jaula.

Esta es la razón por la cual cambiar a huevos de gallinas camperas podría hacer una gran diferencia para su salud y la de su familia.

Deja un comentario