¿Cuáles son las opciones de tratamiento natural de H. Pylori?

Probablemente nunca has oído hablar de H. Pylori, pero ¡dos tercios de la población mundial están infectados con él! (fuente) Tuve mala suerte – empecé a notar los síntomas de una úlcera estomacal que se desarrollaba a principios de mis 20 años.

Pensé que era el resultado del estrés de mis estudios universitarios, pero mi médico me dijo que tenía una infección por H. pylori.

Me recetaron una fuerte dosis de antibióticos y píldoras antiácidos. Aunque soy renuente a tomar antibióticos porque te dejan más propenso a la infección más adelante, el dolor era tan fuerte que hice lo que me dijeron.

Los síntomas se aliviaron durante algunas semanas pero finalmente volvieron.

Me dijeron que necesitaría seguir tomando píldoras supresoras de ácido, muy probablemente por el resto de mi vida. Eso no es lo que quería oír a los 23 años de edad, así que empecé a buscar alternativas.

Me sorprendió gratamente la evidencia que encontré – siga leyendo para descubrir cuáles son las opciones de tratamiento natural de H. pylori.

¿Qué es H. Pylori?

H. pylori es la abreviatura de “Helicobacter pylori”, un tipo de bacteria que vive en el revestimiento del estómago. Es un tipo con forma de espiral, por si sirve de algo. (fuente)

Helicobacteriums.

H. Pylori y las úlceras

La mayoría de nosotros presumimos que las úlceras estomacales se deben a períodos de mucho estrés o a comer alimentos picantes. Esa era también la opinión de la comunidad médica, hasta hace poco tiempo.

Aunque estos son factores que pueden empeorar las úlceras estomacales, el principal culpable de la formación de úlceras es H. pylori. Esta bacteria es la causa de entre 80 y 90% de todas las úlceras estomacales e intestinales superiores.

¿Cómo causa úlceras H. pylori? Su estómago se protege soltando un ácido fuerte que debe matar las bacterias y otras cosas desagradables. También tiene una capa protectora de mucosidad que cubre el interior.

H. pylori se ha adaptado para sobrevivir a pesar del ácido estomacal. No sólo eso, sino que también produce sustancias que debilitan la capa protectora de la mucosa, lo que facilita el daño causado por el propio ácido estomacal.

Una vez que la capa protectora se rompe, el ácido se quema en las paredes del estómago, lo que eventualmente lleva a una o más úlceras dolorosas. Si esto no fue lo suficientemente malo, H. pylori también interfiere con la curación para que te quedes atrapado en un círculo vicioso hasta que puedas patear a H. pylori a la acera. (fuente)

H. Pylori y otras enfermedades

Las úlceras estomacales son horribles, pero H. pylori no se detiene ahí. H. pylori ha sido relacionado con muchas otras enfermedades, incluyendo el cáncer. Se ha identificado a H. pylori como la causa principal del cáncer gástrico. Se teoriza que la inflamación y el daño causado por la bacteria eventualmente lleva a mutaciones cancerosas. (fuente)

Otras afecciones relacionadas con la infección por H. pylori son: accidente cerebrovascular, aterosclerosis, resistencia a la insulina, enfermedad autoinmune, cardiopatía y trastornos de la piel. (fuente)

Síntomas de la infección por H. Pylori

En las primeras etapas de la infección por H. pylori, usted no tendrá ningún síntoma. La única forma de detectarlo es que un médico realice las pruebas. A medida que avance, notará lo siguiente:

  • Dolor o ardor en el abdomen
  • Náuseas
  • Aumento del eructo
  • Disminución del apetito
  • Distensión
  • Pérdida de peso inexplicable

(fuente)

Tratamiento convencional para H. Pylori

El tratamiento convencional para la infección por H. pylori comienza con una prueba diagnóstica. Usualmente se realiza una “prueba de aliento de urea”, en la cual se toma una bebida especial y luego se analiza el aliento para detectar productos metabólicos de las bacterias. Usted también puede necesitar pruebas de sangre o una endoscopia (cámara en el esófago) para verificar si hay cáncer. (fuente)

Cuando se ha confirmado la presencia de H. pylori, lo más probable es que se le recete “triple terapia”. Se trata de tres fármacos diferentes: 2 tabletas antibióticas y 1 bloqueador de ácidos. Usted los tomará por lo menos una semana. Es posible que necesite continuar con el bloqueador ácido por más tiempo. (fuente)

¿Por qué utilizar el tratamiento natural para H. Pylori?

Si la terapia triple funciona, ¿por qué utilizar tratamientos naturales para H. pylori? Bueno, la cosa es que la terapia triple no siempre funciona. De hecho, falla en más del 20% de los casos (fuente).

Debido a que los antibióticos se usan en exceso en la mayoría de los países hoy en día, las bacterias se han adaptado para resistirlo (fuente) Los antibióticos también tienen efectos secundarios desagradables como náuseas, vómitos y la eliminación de todas las bacterias “buenas” en su sistema.

En cuanto a las píldoras bloqueadoras de ácido – puede parecer una buena idea cuando el ácido estomacal se quema a través de la carne. Sin embargo, hay algunas pruebas que sugieren que la disminución de los niveles de ácido permite que proliferen más bacterias desagradables. Los síntomas a menudo regresan cuando usted deja de tomar el bloqueador del ácido, dejándolo dependiente de estos costosos medicamentos de por vida.(fuente) Puedes ver ahora por qué una opción natural es atractiva, ¿verdad?

H. Opciones de tratamiento natural de Pylori

1. Jengibre

El jengibre es una planta muy útil en medicina y alimentación. Se ha utilizado como remedio natural para las náuseas matutinas y las náuseas de viaje con grandes resultados. Se ha demostrado que el extracto de jengibre inhibe el crecimiento de H. pylori in vitro y también previene la formación de úlceras. (fuente)

2. Brotes de brócoli

Me sorprendió escuchar que el aburrido brócoli viejo es efectivo en tratando muchas enfermedades. Sabía que era alto en fibra pero sus poderes van más allá de eso. Un estudio en “Digestive Diseases and Sciences” encontró que el 78% de los participantes que comieron brotes de brócoli dos veces al día durante 7 días dieron negativo para la infección por H. pylori. Se cree que esto se debe a los altos niveles del compuesto “sulforafano”. (fuente)

3. Tomillo

El tomillo no es sólo un delicioso condimento para tu cena asada, también es uno de los antibacterianos naturales más potentes. Un estudio demostró que el extracto de tomillo tiene “un efecto inhibitorio significativo sobre H. pylori, reduciendo tanto su crecimiento como su potente actividad de la ureasa”. (fuente)

4. Probióticos

Soy un gran fanático de los probióticos, es decir, alimentos o suplementos que contienen bacterias “buenas” para mantener nuestro sistema digestivo saludable. Un estudio en “Inflamation and Allergy Drug Targets” reveló que un tercio de los participantes experimentaron la erradicación completa de H. pylori (fuente).

Los probióticos funcionan ocupando todo el espacio y los recursos del sistema digestivo, eliminando así las bacterias “malas”. Si desea incluir alimentos probióticos en su dieta, pruebe yogures naturales, encurtidos, sopa de miso y chucrut.

5. Zumo de arándanos rojos

Siempre me vuelvo hacia el jugo de arándano cuando noto los síntomas de una infección urinaria que comienza, sin embargo nunca habría pensado tomarlo para mi sistema digestivo. Al igual que en el sistema urinario, el arándano puede impedir que las bacterias se adhieran al revestimiento del estómago. Un estudio recomendó un vaso de jugo de arándanos diariamente. La tasa de éxito es bastante baja al 14%, pero vale la pena intentarlo. (fuente)

6. Regaliz

Otra deliciosa medicina natural – el regaliz ha sido utilizado por cientos de años en la medicina tradicional china. El extracto de regaliz protege su estómago y el revestimiento digestivo del ácido. También ayuda a reparar la capa mucosa de la acidez estomacal. En algunos estudios, incluso superó a los medicamentos antiulcerosos estándar. (fuente)

7. Curcumina

La curcumina es el compuesto activo de la cúrcuma india. Se utiliza a menudo en los curries, pero es muy eficaz en cuanto a beneficios para la salud. Entre éstas se encuentra la capacidad de inhibir el crecimiento de H. pylori. (fuente)

8. Ajo

Los mismos compuestos responsables del olor y sabor característicos del ajo producen efectos medicinales. Se encontró que el consumo de ajo disminuyó la incidencia del cáncer gástrico. Sin embargo, otros estudios que usaron ajo contra H. pylori han dado resultados mixtos.

Se encontró que el extracto de ajo reduce la gastritis en animales de laboratorio. Un estudio de 7 años en humanos no encontró ningún cambio en la aparición de cáncer gástrico como resultado de la suplementación con ajo, mientras que el tratamiento convencional con H. pylori produjo una reducción del 39%. (fuente)

9. Té Verde

El té verde es bien conocido en la comunidad de salud y nutrición. De hecho, es una de las bebidas más consumidas del mundo. Estudios in vitro han demostrado que el té verde tiene una fuerte actividad antibiótica contra H. pylori. También disminuyó la inflamación y el sangrado en ratones de laboratorio. (fuente) Beber té verde diariamente parece una buena idea para la protección del estómago.

10. Vino Tinto

No soy un gran bebedor, pero si puedes usar el vino tinto como medicina, quizá me convenza de tomar un vaso con la cena. La evidencia es prometedora. El compuesto “resveratrol” en el vino ha sido encontrado para inhibir la actividad de H. pylori. También tiene un efecto protector en el revestimiento del estómago. (fuente)

Otros Consejos

Cuando usted está sufriendo de los síntomas de la infección por H. pylori, hay algunos cambios en el estilo de vida que le ayudarán a reducir el dolor y el daño adicional al revestimiento del estómago.

En primer lugar, usted necesita cortar ciertos alimentos fuera de su dieta. Los alimentos picantes, la cafeína y las bebidas con alto contenido de ácido como la soda y los jugos cítricos pueden provocar reflujo y dolor ardiente. Los alimentos grasos y las grandes cantidades de alcohol son prohibidos.

Fumar siempre es una mala idea, pero además de causar cáncer, enfermedades pulmonares y cardíacas, retrasa el proceso de curación cuando se tiene una úlcera.

Fumar también hace que sea más probable que su úlcera reaparezca después de haberse deshecho de ella, ¡así que deje esos cigarros abajo!

Usted necesita tener mucho cuidado con los analgésicos cuando tiene úlceras estomacales. Es posible que usted se encuentre buscando un paquete de píldoras cuando tiene dolor que roe en el estómago, pero una clase de analgésicos llamados “NSAID” puede empeorar mucho más. Aspirina, ibuprofeno y naproxeno están en esta clase. Los NSAID disminuyen los niveles de productos químicos protectores en su estómago, así que nunca los tome si usted sufre de úlceras. En su lugar, pruebe con paracetamol. (fuente)

Conclusión

Espero que este artículo haya arrojado algo de luz sobre sus condiciones estomacales y las opciones de tratamiento natural para H. pylori. Por supuesto, usted siempre debe tener sus síntomas evaluados por un médico para descartar el cáncer gástrico antes de recurrir a remedios naturales.

Encontré algunos de los métodos anteriores útiles después de que la terapia triple ya había fracasado. Ahora mantengo un estricto control de mi dieta y sólo sufro de acidez estomacal ocasionalmente.

Categorías Salud

Deja un comentario