Beneficios de las duchas frías – Una ducha helada para su salud

No hay nada peor que alguien tirando de la cadena mientras estás en medio de una ducha, y pocas bromas pueden compararse con un cubo de agua fría que te arrojan mientras te relajas en el calor de una ducha caliente y humeante. Pero, ¿sabías que ducharse con agua fría puede hacerte bien? La hidroterapia de agua fría se utiliza en muchos spas y clínicas, y usted encontrará que hay muchos beneficios de las duchas frías:

Aumenta su inmunidad

Ducharse con agua fría es una buena manera de fortalecer su sistema inmunológico. Por extraño que parezca, ducharse con agua fría ayudará a su cuerpo a producir más glóbulos blancos, las células responsables de protegerlo de los patógenos invasores. Se cree que la ducha fría estimula el ritmo metabólico, ya que el cuerpo está tratando de calentarse bajo el diluvio de agua fría. Esto hace que su sistema inmunológico se active, liberando muchos linfocitos – los glóbulos blancos responsables de eliminar toxinas, virus y bacterias – y monocitos – las células responsables de engullir y consumir patógenos que invaden su cuerpo.

Regula la temperatura de su cuerpo

A man enjoying a refreshing shower outdoors.

Cuando usted toma una ducha fría, su cuerpo no tiene otra opción que subir el termostato interno sólo para mantenerlo caliente. Esto da como resultado la termogénesis, que es la generación interna de calor corporal. El calor de su cuerpo permanecerá elevado por un tiempo y usted puede evitar el frío tomando una ducha fría de vez en cuando.

Mejora Su Circulación

El agua fría que corre sobre su cuerpo hace que los vasos sanguíneos de su cuerpo se contraigan, lo que se llama “vasoconstricción”. Este estrechamiento puede ayudar a reducir la presión en sus vasos sanguíneos, ya que hay menos espacio para que la sangre fluya y así mejorar la circulación. Su sangre circulará mucho más rápidamente mientras toma una ducha fría, y fluirá a través de todo su cuerpo mucho más efectivamente gracias a la constricción de sus vasos sanguíneos. La mejora de la circulación es una de las claves para mejorar la salud general, por lo que tomar una ducha fría puede ayudar a mantener sus músculos trabajando, su corazón libre de colesterol, su presión arterial baja, y su piel libre de várices.

Le ayuda a perder peso

Image of the lower body of a woman measuring her waistline with tape.

Las duchas frías a menudo se han recomendado para ayudar a promover la pérdida de peso, ya que ayudan al cuerpo a quemar las grasas marrones. Las grasas marrones son utilizadas por el cuerpo para producir calor interno, y tomar una ducha fría promoverá la producción de más de esta grasa en lugar de la grasa blanca que es inactiva y más difícil de quemar para su cuerpo. Mientras más grasa marrón haya en su cuerpo, más grasa quemará cada segundo. Además de la grasa marrón que se quema, su metabolismo tiene que acelerar para mantenerlo caliente. El aumento en su metabolismo llevará a la quema natural de grasa y la pérdida de peso, por lo que es una buena idea tomar una ducha fría después del entrenamiento para asegurarse de que quema tanta grasa como sea posible.

Combate la depresión

Este es un beneficio muy interesante de una ducha fría, y es uno que mucha gente encontraría útil. ¿Sabes cómo te sientes cálido y acogedor después de salir de una ducha fría y abrigarte con tu ropa? Esto se debe a que el agua fría estimula su cerebro para producir noradrenalina. Esta es una de las sustancias químicas en su cuerpo que ayudan a combatir la depresión, así que tomar una ducha fría puede hacer que se sienta mucho mejor.

Mejora la salud del cabello y la piel

A young woman standing under a shower and smiling.

Se sabe que el agua caliente es mala para la piel y el cabello, ya que hace que se sequen con el calor. El agua fría hará que tu cabello luzca mucho más sedoso y brillante, y también mejorará la apariencia de tu piel. Esto se debe a que el agua fría hace que los poros y las cutículas del cuero cabelludo y la piel se contraigan, lo que evita que se obstruyan y causen acné. También ayuda a desintoxicar la piel, fortalece el cabello, evita que la suciedad se acumule en el cuero cabelludo y retrasa la caída del cabello.

Aumenta los niveles de energía

Ducharse con agua fría después del ejercicio puede ayudar a restaurar mucha de la energía que quemó durante su entrenamiento. Una ducha fría hará que su corazón bombee y que su sangre fluya, lo cual aumentará sus niveles de energía después de la ducha. La ducha fría puede ayudar a que su cuerpo se mueva de nuevo, lo cual puede ser estupendo si está tratando de deshacerse de la sensación de letargo que lo agarra después de un entrenamiento agotador o de un día de trabajo largo y estresante. Incluso se sabe que las duchas frías reducen el estrés.

Si va a tomar una ducha fría, tenga en cuenta estas cosas:

  • Poco a poco la transición de caliente a frío a frío, y no sólo saltar en la ducha fría.
  • Asegúrese de que el tejido profundo y los huesos estén calientes antes de poner el agua en frío.
  • Ducharse con agua fría durante no más de 1 minuto

Deja un comentario